En la plaza Independencia, se concientizó sobre las necesidades de las personas con baja visión

Sep 27, 2021 Categoría: Inclusión


A través de un conjunto de actividades de simulación e información, pudieron conocer la realidad de las personas con visión reducida y comprender las diferencias de aquellas que padecen ceguera.

Transeúntes que atravesaron la plaza Independencia este lunes fueron concientizados sobre la importancia de reconocer las necesidades de las personas con baja visión. Se trató de una actividad llevada adelante entre la Municipalidad de la Ciudad y la ONG CILSA, contextualizada en el Día Internacional del Bastón Verde.

En la misma se invitó a quienes transitaban el pulmón verde a una simulación para “ponerse en la piel” de aquellos poseen baja visión, tapando sus ojos con una tela vegetal y entregándoles un bastón verde para guiarse con el mismo. Con la compañía de miembros del programa de Concientización de CILSA, quienes se acercaron recorrieron un trayecto con conos apoyados en el hombro de su guía, además de recibir información al respecto y material para visibilizar la problemática.  

Según Gabriela Mayne, Coordinadora Regional de CILSA, es importante distinguir entre las personas con visión baja y aquellas con ceguera total. “La forma de concientizar es invitar a la gente a distinguir el bastón verde del blanco (tradicional instrumento de las personas con ceguera), darle algunas recomendaciones a la gente sobre cómo colaborar con la persona. Y también tenemos otra actividad que es con una lupa, en donde los invitamos a visualizar un texto muy pequeño y que conozcan las aplicaciones disponibles para hacer más accesible la vida de las personas con baja visión”, resaltó Mayne.

Asimismo, siguiendo la línea de la coordinadora, Elías Ficarra, miembro del programa de Concientización de CILSA y persona con baja visión, se explayó sobre herramientas como magnificadores que ayudan a la lectura de textos o aplicaciones de adaptación para móviles y computadoras: “A veces, la persona con baja visión puede utilizar sistema braille, pero depende de la profundidad de su disminución visual. Por lo general, las personas con baja visión utilizamos lupas, magnificadores, telelupas (que pueden venir en algún dispositivo en particular) y aplicaciones integradas en teléfonos o computadoras. Y en cuanto a los textos, por lo general lo que tenemos son adaptaciones de los mismos con una tipografía más grande, con negrita o sin negrita, un tipo de letra más convencional y que no tenga tanto ruido visual (como una cursiva), descripciones de imágenes (ya que depende de la cantidad de elementos y de la luminosidad si se entiende o no)”.

También, se habló sobre la implementación del sistema de baldosas podotáctiles, las cuales se pueden encontrar en distintos puntos de la Ciudad y sirven como guías para las personas con baja visión o con ceguera, para advertir de una calle, una rampa o hasta de una parada de colectivo. El evento, que tuvo fecha este lunes, se enmarca dentro de la política de triple impacto de Ciudad, la cual desarrolla acciones de inclusión social para garantizar a los vecinos y vecinas accesibilidad universal.

Leave a Comment!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Unite a nuestras redes!