Vecinos y turistas comenzaron a disfrutar de la Semana Santa en la Ciudad de Mendoza

Abr 18, 2019 Categoría: Cultura
unnamed 2019 04 22T105710.935

Este jueves por la mañana el bus turístico fue el encargado de realizar un recorrido por distintas iglesias de la capital mendocina en un circuito temático que sorprendió gratamente a sus visitantes.

El encuentro tuvo su inicio en Garibaldi y San Martín, desde donde partió el ómnibus que fue haciendo estaciones en distintas iglesias y capillas del centro capitalino. La primera parroquia visitada fue Santiago Apóstol y San Nicolás, luego pasó por el Templo Sagrado Corazón de Jesús, más tarde la Basílica de San Francisco y posteriormente, la Catedral Nuestra Señora de Loreto.

Las iglesias fueron observadas por los asistentes con mucha admiración, sacaron fotos, escucharon atentamente las explicaciones de los guías y disfrutaron de una mañana especial en compañía de personas que quizás no conocían, pero con las que compartieron un momento agradable disfrutando el mismo gusto por la historia, la arquitectura y la celebración de la Semana Santa.

En esta oportunidad, la finalización del trayecto presentó una novedad muy interesante para los asistentes al circuito, ya que último lugar visitado no fue una iglesia, sino que se trató de una fábrica de chocolates, más precisamente el establecimiento “Chocolezza” que deleitó a los participantes con exquisitos dulces, chocolates, alfajores y una degustación de vino mistela.

“La idea es hacer un poco más lúdica la visita, que muestre lo tradicional del circuito pero que sea más abierta y permita conocer otros lugares de la Ciudad y, por supuesto, poner en valor el patrimonio arquitectónico y religioso”, comentó Ana Camargo, guía turística de la Ciudad de Mendoza.

Este último lugar fue el sitio elegido para sacarse fotos. En cada rincón de la fábrica podían apreciarse maquinarias y allí los visitantes aprendieron un poco sobre la elaboración artesanal de aquellos productos con chocolate, dulces y confituras. Al respecto Marcos Juarez, gerente de Chocolezza explicó: “Soy la tercera generación en esta empresa familiar. Nos parece súper importante que además de mostrar a los vecinos y turistas todo lo cultural que la zona tiene para ofrecer, se pueda combinar con esta idea de invitarlos a conocer lo que se hace en la Ciudad y convidarles chocolate para endulzar su día y celebrar la Semana Santa”.

El paseo fue gratuito pero la participación en el bus turìstico fue solidaria. Quienes se sumaron al recorrido donaron útiles escolares y juguetes en el Centro de Información Turística, ubicado en el punto de encuentro desde donde partió el bus.

Los pasajeros aportaron sus opiniones, asi fue como José Luis Murillo expresó: “Vengo con mi hija y mi nieto a hacer el recorrido. Me enteré por la agenda cultural de la página web de la municipalidad. Esto es muy bueno porque además de proporcionarnos un poco de historia, que a veces los mendocinos ignoramos, nos ayuda a conocer iglesias que no visitamos habitualmente. Me parece una muy buena y linda propuesta. Es muy interesante la historia de cada templo, ver su estructura, su ornamentación y observar cómo se destaca cada detalle que agrada no solo a la vista, sino al espíritu”.

Por su parte, Santiago Pinzón, turista recién llegado a la Ciudad y que disfrutó del paseo en bus con su familia explicó: “Soy de Yucatán, México. He venido a Mendoza porque mi hija se casó con un mendocino y vinimos a visitar la Ciudad. Elegimos este circuito de las iglesias porque estamos en Semana Santa y nos gusta la propuesta. En estos días estuvimos visitando la antigua ciudad y la nueva y nos parece importante que se hagan este tipo de paseos. Es increíble como en un lugar semidesértico han hecho una ciudad llena de árboles, con mucho cuidado al medio ambiente, con una gran comunidad que es muy amable. La idea de explotar turísticamente las actividades de una localidad significa tener mucha creatividad y eso contagia y me hace pensar en cosas que se podrían hacer en mi ciudad natal”.

Mientras que Gabriela Moreno manifestó: “Me sumé a la propuesta porque hace dos meses que vivo aquí, soy venezolana. Vi la información por Instagram, le conté a mi esposo y aprovechamos para conocer parte del patrimonio de la Ciudad que es muy bonita y también de su cultura. Queremos aprender un poquito más de ustedes. Me gustan los paseos que realiza el municipio porque permiten conocer, son entretenidos e informativos. La Ciudad es muy tranquila y la gente nos ha tratado muy bien”.

Leave a Comment!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Unite a nuestras redes!