Nueva marca para la Ciudad de Mendoza

Nov 26, 2015 Categoría: Ciudad


El equipo que lidera el Intendente Rodolfo Suarez se ha propuesto orientar la gestión que comienza el próximo 10 de diciembre detrás de la búsqueda de una Ciudad educada, solidaria e innovadora, en el marco de una convivencia armónica entre sus habitantes y amigable para quienes la visitan, más aún, por su carácter de capital metropolitana. Con estos nuevos desafíos por delante, sumado a los que todas las ciudades modernas enfrentan, resulta oportuno definir una nueva marca/ciudad que nos identifique a los mendocinos.

El nuevo isotipo que se podría describir como una gran letra M, tiene como núcleo al árbol. Efectivamente, el árbol es el gran punto de coincidencia ciudadana de los vecinos de la Ciudad a lo largo de la historia. Por lo tanto es el modelo a imitar y el mejor telón de fondo sobre el que nos proponemos proyectar los nuevos consensos que los mendocinos necesitamos para continuar mejorando la calidad de vida: buena convivencia, solidaridad, innovación, sostenibilidad.

El árbol, a la vez de ser una pieza indiscutible de continuidad paisajística y estética y un tesoro patrimonial y cultural incalculable que transciende generaciones, es la matriz de la vida de la Ciudad. Es impensable la Ciudad de Mendoza sin el árbol. El árbol nos interpela continuamente sobre la vida en la Ciudad. El árbol tiene una cotidianeidad absoluta en nuestras vidas.

La marca es, también, una invitación a la reflexión colectiva (pública y privada) sobre la centralidad del árbol como ejemplo vivo de la victoria del oasis sobre el desierto pero también del límite entre el desarrollo urbano y el ambiente para asegurar la mejor calidad de vida.

El imagotipo tiene como aristas dominantes la sencillez formal, solidez y frescura visual y claridad conceptual. Presenta un sistema de aplicaciones muy dúctil que progresivamente irá ganando las calles. La paleta cromática está definida por un contraste entre colores verdes que reafirman el equilibrio entre el ambiente sostenible y las infraestructuras urbanas. Es interesante hacer notar que el follaje del árbol representado está conformado por tres corazones que multiplican la importancia de la dimensión humana de la Ciudad.

A partir de la marca Ciudad, la iniciativa que se propone el municipio es viralizar conductas positivas para mejorar la convivencia: respeto, educación, responsabilidad, solidaridad y vocación innovadora.

En términos generales, la marca ciudad es el símbolo que identifica su personalidad. Debe estar asociada a una serie de consensos sociales, recursos urbanos existentes, valores relacionados con el modelo de ciudad proyectado y, además, poseer una significativa capacidad de atracción. Todos elementos que quedan perfectamente conjugados en el imagotipo que hoy presentamos.

El proyecto fue desarrollado por la empresa de comunicación mendocina IMAGA, que entre sus múltiples antecedentes profesionales cuenta con el desarrollo de proyectos similares, por ejemplo, el de otra ciudad vecina como Godoy Cruz.

Sorry, the comment form is closed at this time.

¡Unite a nuestras redes!